Home Quimioterapia
Martes, 25. Julio 2017

Quimioterapia: tratamiento sistémico del cáncer

 La palabra quimioterapia significa, literalmente, tratamiento con fármacos. Sin embargo, se utiliza principalmente para denominar al tratamiento del cáncer utilizando drogas citotóxicas o citostáticas. El objetivo de estas drogas es producir la muerte de las células tumorales. La quimioterapia es uno de los tratamientos más usados en cáncer.


Un poco de historia...
A principios de 1900, el químico alemán Paul Ehrlich fue el primero en intentar desarrollar sustancias químicas en el tratamiento de las enfermedades. Utilizando los primeros modelos animales de experimentación, tuvo importantes resultados en el desarrollo de los antibióticos para el tratamiento
de diversas infecciones, y aunque no logró avances en oncología, fue el principal promotor de la investigación de drogas en el cáncer.

 El gran impulso al desarrollo de drogas contra el cáncer se produjo durante la Segunda Guerra Mundial: las observaciones del efecto del gas mostaza, un arma química, sobre los soldados de la Primera Guerra Mundial, así como un accidente con este químico en soldados italianos durante la Segunda Guerra, mostraron que producía una desaparición de las células de la médula ósea y linfonodos. Por este hallazgo, los farmacólogos Alfred Gilman y Louis Goodman investigaron el efecto del gas mostaza en linfomas en ratones de experimentación, mostrando significativas remisiones tumorales. Por esta razón, en conjunto con el cirujano Gustav Lindskog, trataron los primeros pacientes portadores de Linfoma No Hodgkin, logrando mejorías transitorias en un importante grupo de pacientes.

 Al mismo tiempo, también durante la Segunda Guerra, se determinó la importancia del ácido fólico, presente en las verduras verdes, en la función de la médula ósea, y como el déficit de ácido fólico mostraba efectos similares al gas mostaza. Con esta idea en mente, se desarrollaron compuestos antagonistas del ácido fólico, el más conocido y aun utilizado metotrexato, que mostraron mejorías significativas en leucemias infantiles.
 Con ambos hallazgos, se dio inicio a un rápido y gran desarrollo de las drogas antineoplásicas.


¿Cómo actúan las drogas utilizadas en la quimioterapia?
Como ha sido mencionado, en la formación y crecimiento del cáncer, las células tumorales presentan una multiplicación descontrolada y acelerada. Las células se encuentran en continua división celular. Las drogas citotóxicas utilizadas actúan sobre las células que se encuentran en multiplicación, produciendo distintos tipos de daño al momento de la división celular. Dichas células dañadas pueden no completar su división o tener severos daños, por lo que no son capaces de sobrevivir y mueren. Debido a la rápida multiplicación de las células tumorales, éstas tienen mayor probabilidad de ser dañadas por las drogas, siendo este el efecto antitumoral. Sin embargo, algunos tejidos normales que tienen un rápido recambio celular, como piel y mucosas que cubren el tubo digestivo, folículos pilosos (donde nace cada cabello) y médula ósea (responsable de las células sanguíneas), se ven afectados por las drogas citotóxicas, explicando los efectos secundarios que causa la quimioterapia.


 

¿Para qué se utiliza la quimioterapia en el cáncer?
La quimioterapia es un tratamiento sistémico, las drogas utilizadas viajan por el torrente sanguíneo distribuyéndose por todos los tejidos del cuerpo. Por esta razón, la quimioterapia es el principal tratamiento utilizado en tumores diseminados, es decir, con metástasis.
 La quimioterapia puede ser utilizada con intención curativa en algunos tumores específicos, como cáncer de testículo, leucemias y linfomas. Estos tumores son más sensibles a las drogas citotóxicas.
 En la mayoría de los tumores sólidos, la quimioterapia se utiliza para detener o controlar el crecimiento de un tumor avanzado, que no es posible eliminar completamente; el objetivo consiste en aumentar la sobrevida del paciente, es decir, el tiempo que demora el tumor en progresar. Buenos resultados en aumento de la sobrevida utilizando quimioterapia se han observado en cáncer de colon, mama y pulmón. En algunas ocasiones las drogas citotóxicas pueden ser utilizadas para disminuir el tamaño de un tumor antes de un tratamiento local, como cirugía o radioterapia (quimioterapia neoadyuvante), o después de estos tratamientos para disminuir el riesgo de recurrencia de la enfermedad (quimioterapia adyuvante).
 Por último, la quimioterapia puede ser utilizada de manera paliativa, para mejorar la calidad de vida de los pacientes, mejorando sus síntomas sin aumentar el tiempo de vida total. En cáncer, es fundamental mantener una buena calidad de vida de los pacientes.


¿Cómo se administra?
Una característica importante de las células tumorales es su alta resistencia a la muerte celular; incluso, a pesar de que presenten gran cantidad de daños. Por esta razón, se ha visto que en muchos casos, los tratamientos con drogas citotóxicas son combinados, es decir, asociaciones de diferentes drogas para evitar la resistencia de las células tumorales a la terapia si es que el paciente recibiera sólo una.
 Las quimioterapias en general se administran en ciclos: esto incluye un período de tratamiento más un período de recuperación, en el cual se espera que el cuerpo este preparado para un nuevo tratamiento. Es así que los esquemas de tratamiento pueden corresponder a uno o más ciclos, dependiendo de las drogas utilizadas, el tipo y estadio del tumor, y los resultados que se vayan observando.
 La vía y forma de administración de las drogas citotóxicas depende de cada fármaco y combinaciones de drogas. Algunas drogas pueden tomarse como píldoras por vía oral, aunque la mayoría se administra por vía endovenosa. En algunos casos, los ciclos de quimioterapia se realizan de manera ambulatoria, el paciente asiste al centro oncológico donde administra el tratamiento durante algunas horas y regresa a su hogar. En otros casos, es necesaria una mayor supervisión médica, por lo que el tratamiento se realiza hospitalizado.

 

 

¿Cómo se evalúa si el tratamiento está funcionando?
La mayoría de los tumores se controlan con imágenes (tomografía computada, resonancia magnética) y, en algunos casos, marcadores tumorales; estos últimos corresponden a moléculas detectadas en sangre del paciente, que permiten evaluar la evolución de la enfermedad. Los más utilizados son el antígeno prostático específico (PSA) en cáncer de próstata, antígeno carcinoembrionario en cáncer de colon y ovario, y algunos marcadores embrionarios en cáncer de testículo.
 En general, una estabilización o disminución en el tamaño de las lesiones observadas en los exámenes imagenológicos sugieren una respuesta al tratamiento.

¿Qué significa remisión?
Remisión es el término médico utilizado para referirse a la presencia de respuesta al tratamiento de un cáncer. Una remisión total o completa significa que después del tratamiento no se detecta tumor en los exámenes de control. Remisión parcial es una respuesta incompleta, hay disminución de las lesiones tumorales, pero aún son detectables.


¿Cúales son los efectos secundarios?
Como mencionábamos, las drogas citotóxicas pueden afectar a las células de tejidos sanos, principalmente aquellos que presentan una rápida multiplicación celular. Este daño indeseado es el que provoca los efectos secundarios de la quimioterapia. No todos los pacientes presentan los mismos síntomas, ni tampoco con la misma intensidad, así como también dependen de cada droga utilizada. Al mismo tiempo, se han desarrollado medicamentos para tratar de disminuir estos efectos secundarios.
Los efectos secundarios de la quimioterapia son la mayoría de las veces transitorios, estando presentes sólo durante el tratamiento.

Fatiga
La quimioterapia es un tratamiento intenso, consumiendo mucha energía corporal. Por esta razón, la mayoría de los pacientes sometidos a quimioterapia se sienten cansados durante y después de cada ciclo de tratamiento.

Anorexia

La anorexia es la falta de apetito, y se presenta de manera frecuente durante los ciclos de quimioterapia. Es fundamental que, a pesar de la falta de apetito, el paciente se alimente de manera fraccionada (comer pequeñas cantidades en varias repeticiones), para no aumentar la debilidad general por falta de energía y nutrientes.

Células sanguíneas
La médula ósea es el tejido responsable de la producción y reemplazo de las células sanguíneas. Las drogas citotóxicas pueden producir daño en esta función, provocando disminución de eritrocitos (glóbulos rojos), responsables del transporte de oxígeno a los distintos tejido; este cuadro se denomina anemia, y contribuye a la fatiga que presentan los pacientes.
También pueden disminuir los glóbulos blancos, que forman parte del sistema inmune, aumentando el riesgo de infecciones. Por último, también se puede afectar la producción de plaquetas, que participan en la coagulación, favoreciendo episodios de hemorragias.

Mucosas y tracto digestivo
Algunas drogas pueden causar daño a las células que recubren la boca, produciendo úlceras que pueden ser dolorosas. En otras ocasiones, los medicamentos pueden alterar el gusto.
Las drogas citotóxicas, dependiendo del tipo, pueden producir alteraciones del tránsito intestinal, tanto constipación como diarrea, así como nauseas y vómitos.

Folículos pilosos
Son una estructura que forma parte de la piel, responsable del crecimiento del cabello. La quimioterapia puede afectar estas estructuras, provocando adelgazamiento del cabello, caída parcial o total de éste, que incluso puede incluir caída de pestañas y cejas. La función del folículo piloso se recupera una vez finalizado el tratamiento.

Piel y uñas
La piel se puede adelgazar y descamar más rápido de lo normal; las uñas también pueden volverse más frágiles.

En ocasiones, algunas drogas pueden ser tóxicas para los tejidos del sistema nervioso, causando sensación adormecimiento, principalmente en manos y pies. También algunas drogas pueden causar disminución de la audición.
Otras drogas, por la forma en que son procesadas y eliminadas en el cuerpo, pueden ser tóxicas para órganos con poco recambio celular, como corazón, hígado riñones y pulmones. Por esta razón, es necesario evaluar la función de estos órganos antes de iniciar un tratamiento de quimioterapia.

En pacientes jóvenes, es importante mencionar que las drogas citotóxicas pueden afectar la fertilidad tanto de hombres como mujeres, y es un factor importante a considerar antes de iniciar

Infografía

La quimioterapia es un tratamiento sistémico, las drogas utilizadas viajan por el torrente sanguíneo distribuyéndose por todos los tejidos del cuerpo. Por esta razón, la quimioterapia es el principal tratamiento utilizado en tumores diseminados, es decir, con metástasis.
 La quimioterapia puede ser utilizada con intención curativa en algunos tumores específicos, como cáncer de testículo, leucemias y linfomas. Estos tumores son más sensibles a las drogas citotóxicas.

  • Clic para Ampliar Imagen
 

Los efectos secundarios de la quimioterapia son la mayoría de las veces transitorios, estando presentes sólo durante el tratamiento.

  • Clic en la imagen para Ampliar

 

 

Auspicios

 

Gobierno de Chile
www.gobiernodechile.cl

ICM Iniciativa Científica Milenio
www.iniciativamilenio.cl

IMII Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia
www.nmii.cl

FONDEF
www.fondef.cl

Oncobiomed Advanced Cell Technology S.A.
www.oncobiomed.cl

Patrocinio

 

Universidad de Chile
www.uchile.cl

 ICBM Instituto de Ciencias Biomédicas

www.icbm.cl

 
Sociedad Chilena de Inmunología
www.sochin.cl


Sociedad Chilena de Cancerología
http://www.cancerologia.cl/


Desarrollado por egrafica@gmail.com